Esta bebida tan típica del verano es, de hecho, una limonada con contenido alcohólico (vino).

Se toma en nuestro país al menos desde la primera década del siglo XIX, aunque hay tesis que sostienen que su origen no es español, sino británico, ya que era una bebida refrescante muy apreciada en las islas Antillas, cuando eran colonia británica.

Para hacer una buena sangría es fundamental: vino tinto, fruta picada, un endulzador (azúcar o miel) un poco de brandy u otro licor y gaseosa o refresco de limón para hacer la mezcla.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©Copyright realizado por Marketing A Empresas

Contactar con nosotros

Puedes enviarnos cualquier consulta y responderemos en lo más breve posible, un saludo

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar